24 agosto 2008

 

 

 Los beneficios de la gimnasia doméstica

  Fuente: www.buenvivir.org

 

Por lo general las tareas del hogar son consideradas un fastidio, pero algunos estudios muestran que mantener la casa limpia y arreglada exige un tipo de ejercicio físico que tiene beneficios duraderos para la salud.
 
 Un estudio canadiense descubrió que el trabajo del ama de casa requiere una cantidad sorprendente de esfuerzos musculares que suministran algunos de los beneficios de ejercicios más vigorosos, como el jogging y aun el levantamiento de pesas. En su estudio sobre 15 mil mujeres y hombres, los investigadores hallaron que las tareas domésticas se llevaban el 82% de la energía gastada por las mujeres. Incluso aquellas cuyo único ejercicio consistía en hacer tareas del hogar mostraron una reducción del riesgo de muerte prematura.
 
 Estas tareas también pueden beneficiar a la psique. Limpiar y arreglar la casa puede ayudar a las personas de ambos sexos a manejar el estrés si en ello encuentran refugio frente a una vida cotidiana cada vez más agitada. Si se las considera desde una perspectiva emocional más positiva, las tareas hogareñas pueden ser relajantes e incluso ayudar al desarrollo de una mayor tranquilidad mental.

 

Cómo hacer ejercicio mientras haces las tareas domésticas

 Fuente: www.redfitness.com.ar

 

 

La tareas diarias en la casa como barrer, baldear el patio, repasar los muebles, hacer las camas, pasar la aspiradora... pueden ser totalmente aprovechables a la hora de ponerte en forma.

 

 

 

Tener actividad física es muy bueno y saludable, pero las tareas del hogar no siempre es el mejor "ejercicio". La mayor parte suponen más esfuerzo y sobrecarga que ejercicio, sobre todo porque muchas veces, no las hacemos bien.

Los problemas más frecuentes que producen son dolores lumbares, del hombro, daño en codos, rodillas y muñecas, mala circulación de las piernas, contracturas, ciática... Las tareas de mayor esfuerzo y riesgo son barrer, pasar la aspiradora, hacer las camas, planchar, cargar con las bolsas de la compra en el supermercado... o sea, casi todas.

Limpia y entrena a la vez

Para transformar las tareas diarias en la casa en un ejercicio saludable y de fortalecimiento, lo más importante es adoptar la postura correcta siempre en cada tarea y por sobre todas las cosas realizar pequeños descansos de 2 a 5 minutos entre ellas.

Tengamos en cuenta que los deportistas de alto rendimiento, diariamente se entrenan específicamente para realizar esfuerzos físicos, tienen períodos de recuperación, masajes, llevan una alimentación adecuada. Generalmente esto en casa no lo hacemos.

A continuación te enumeramos algunas tareas cotidianas y la cantidad de calorías que se queman al hacerlas por minuto y kilo de peso:

- lavar la ropa a mano: 3,1 Kcal
- hacer las camas: 3,4 Kcal
- limpiar ventanas: 3,7 Kcal
- planchar: 4,2 Kcal
- lavar el patio: 8,2 Kcal

Como siempre decimos, todas estas tareas las podemos aprovechar para adelgazar combinándolo con una dieta adecuada. Para que tu casa sea el mejor gimnasio y tus tareas diarias sean una sesión de ejercicio, presta atención a estos consejos:

- Cuando te toque planchar, es conveniente mantener un pie en alto (para esto utiliza libros, guía telefónica, etc. y siéntate de vez en cuando

- Cuando vayas al super a hacer las compras, si no tienen entrega a domicilio para llevar lo que compres a tu casa, es aconsejable llevar un carrito; si no lo tenes y debes cargar con todo lo que compraste, lo aconsejable es repartir el peso entre los dos brazos, llevando hasta aproximadamente 2 kilos en cada uno.  

- Para llevar en brazos a los niños, es fundamental agacharse primero sin doblar la espalda - usar palos para escobas lo suficientemente largos, los cuales no te obliguen a inclinarte.

- Cuando te toque la aspiradora; y tengas que pasarla por debajo de un mueble, apoya una rodilla en el suelo  

- Al limpiar los vidrios, es conveniente cambiar de brazo de vez en cuando y en lugar de estirarte o ponerte en puntas de pie para llegar a los lugares mas altos, utiliza una escalera

Conclusión

Agacharse y levantarse, levantar los niños, cargar las bolsas de las compras, girar la cintura, hacer fuerza con los brazos, ir corriendo de un lado a otro de la casa... ¿qué te parece?

Si, en las tareas domésticas también hacemos ejercicio físico, que con una buena dieta, nos pondremos rápidamente en forma.

 

 

Página principal

darfruto.com