Pláticas infantiles

21 septiembre 2008

 

 

El Sacrificio de Isaac

 

Argumento:

El sacrificio de Isaac es figura o anticipo del sacrificio de Cristo. Con este episodio Dios quiere hacernos ver cuánto le cuesta entregarnos a su Hijo amado para rescatarnos del pecado. ¿Qué semejanzas veis entre esta historia y la Pasión de Nuestro Señor? Isaac cargó sobre sí las maderas de su propio sacrificio, como Jesús en el Vía Crucis. Fijaos en la pregunta de Isaac: “¿dónde está el cordero para el sacrificio?” Y el padre contesta “Dios proveerá”. ¿Cuándo proveyó Dios el verdadero Cordero? ¿Quién era sino Jesús? ¿Y cuál es el altar donde se ofrece? El altar es la Cruz, pero como sabéis el sacrificio de la Cruz se perpetúa en el tiempo, es decir, se actualiza, cada vez que celebramos la santa Misa. El lugar donde ocurrió el sacrificio de Isaac coincide aproximadamente con el Calvario, pero ahora el Calvario está dondequiera que se celebra la Misa. Holocausto significa una ofrenda hecha a Dios mediante el fuego, convirtiéndola en humo que sube hacia el Cielo.

 

 

 

Lectura del libro del Génesis                                                  Gén 22, 1b-13      

 

   Dios puso a prueba a Abraham.

"¡Abraham!", le dijo. Él respondió: "Aquí estoy".  Entonces Dios le siguió diciendo: "Toma a tu hijo único, el que tanto amas, a Isaac; ve a la región de Moria, y ofrécelo en holocausto sobre la montaña que yo te indicaré".

 A la madrugada del día siguiente, Abraham ensilló su asno, tomó consigo a dos de sus servidores y a su hijo Isaac, y después de cortar la leña para el holocausto, se dirigió hacia el lugar que Dios le había indicado.  Al tercer día, alzando los ojos, divisó el lugar desde lejos,  y dijo a sus servidores: "Quedaos aquí con el asno, mientras yo y el muchacho seguimos adelante. Daremos culto a Dios, y después volveremos a reunirnos con vosotros".

 Abraham recogió la leña para el holocausto y la cargó sobre su hijo Isaac; él, por su parte, tomó en sus manos el fuego y el cuchillo, y siguieron caminando los dos juntos.  Isaac rompió el silencio y dijo a su padre Abraham: "¡Padre!". Él respondió: "Sí, hijo mío". "Tenemos el fuego y la leña, continuó Isaac, pero ¿dónde está el cordero para el holocausto?".  "Dios proveerá el cordero para el holocausto", respondió Abraham. Y siguieron caminando los dos juntos.

 Cuando llegaron al lugar que Dios le había indicado, Abraham erigió un altar, dispuso la leña, ató a su hijo Isaac, y lo puso sobre el altar encima de la leña.  Luego extendió su mano y tomó el cuchillo para inmolar a su hijo.  Pero el Ángel del Señor lo llamó desde el cielo: "¡Abraham, Abraham!". "Aquí estoy", respondió él.  Y el Ángel le dijo: "No pongas tu mano sobre el muchacho ni le hagas ningún daño. Ahora sé que temes a Dios, porque no me has negado ni siquiera a tu hijo único".  Al levantar la vista, Abraham vio un carnero que tenía los cuernos enredados en una zarza. Entonces fue a tomar el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

 

Palabra de Dios

 

 

 

Página principal

darfruto.com